OWI tprs ci helene colinet recursos profesores idiomas

[OWI] – Creación de personajes para co-crear historias en clase

OWI significa One Word Image. La primera vez que ví esta estrategia era en una sesión de coaching en la que asistí con Ben Slavic. Kathrin Shechtman, artista de las sesiones de coaching, se ponía a dibujar los personajes que salían en las historias que hacíamos para practicar ciertas estrategias de TPRS-CI.

Tengo que reconocer que, como muchas cosas de TPRS-CI, no le había visto el potencial para las clases de idiomas. No obstante, siempre estoy dispuesta a introducir nuevas cosas en las clases y no me ha defraudado esta actividad. Ahora es un imprescindible en mis clases.

¿Qué es OWI?

OWI es una actividad para crear un personaje. Generalmente es un personaje que en realidad es un objeto y lo hemos personificado. Es decir que escogemos un objeto y le damos vida.

Este mismo personaje será nuestro punto de partida para co-crear historias con los alumnos.

 

¿Cómo hacer OWI en clase de idiomas?

  1. Explica a los alumnos que van a crear su personaje para las historias de clase
  2. Puedes enseñar algunos ejemplos de dibujos si tienes algunos
  3. Pide a los alumnos de elegir un objeto o algo inhumano.
  4. Pide a los alumnos de dibujar este objeto dándole vida: nombre, edad, piernas, brazos, etc.
  5. Guarda los dibujos de los alumnos para no perderlos
  6. Utiliza los personajes para co-crear historias

 

¿Por qué deberías usar OWI en clase de idiomas?

 

Es algo muy simple, pero el hecho de escoger un objeto y personificarlo permite crear detalles fuera de lo normal y acordarnos mejor de estos detalles. Focalizándose sobre el mensaje y no la forma, los alumnos se acuerdan de como describir sin tener que memorizar listas de vocabulario.

Un personaje permite repasar o introducir mucho vocabulario de manera amena: descripción física, descripción moral, edad, nacionalidad, familia, ocio, gustos, dónde vive, amigos, familia.

Los alumnos tienen cariño a estos personajes porque están diseñados por ellos mismos. Todavía, años después, tengo alumnos que me recuerdan un personaje que hicimos en 1 ESO cuando empiezan las clases conmigo. Además les motiva, utilizar algo que han creado ellos mismos para las clases.

Finalmente, ya tienes un punto de partida para empezar una historia. De hecho, muchas veces, los personajes se cruzan en diferentes historias.

 

Espero que este artículo te haya sido útil. Puedes suscribirte para recibir contenido exclusivo en la newsletter.

 

Muchas gracias por estar aquí.

Hélène

 

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Recibe recursos gratis y información sobre próximas formaciones.

FORMACIÓN

¿Quieres saber más sobre TPRS-CI?