Porqué debes seguir formándote como docente helene colinet tprs ci recursos profesores idiomas

¿Porqué debes seguir formándote como docente?

Llevo solamente una semana de vacaciones y me he ido a una conferencia para profes de idiomas fuera de España. Las primeras reacciones que tengo cuando comento mis planes son preguntas sobre quién lo paga y luego admiración porque le dedico parte de mi dinero y verano a formarme.

 

En total humildad, no creo que esto deba generar admiración. Los que me conocéis de verdad, sabéis que me genera indignación.

 

Indignación porque (aunque me encanta asistir a formaciones) creo que las formaciones para el docente tendrían que ser obligatorias y gratuitas y incluidas en la jornada del profesorado.

 

Muchos me dicen que tengo mucha vocación. Es verdad que siempre quise ser profe, pero lo que me mueve no es vocación. Si has leído un poco sobre mí, sabrás que durante unos años me aburría en clase y incluso pensaba cambiar de profesión. Es la desesperación que me llevo a buscar e investigar sobre nuevas maneras de dar clases.

 

Y he vuelto a disfrutar de estar en clase con los alumnos.

 

Desde entonces no he parado de  salir de mi zona de confort para viajar fuera de España y formarme en diferentes países (incluso continentes).

 

¿Cuáles son las razones para seguir formándote como docente?

 

  • Hacer siempre lo mismo aburre. Es necesario cambiar para seguir motivados.

 

  • El mundo cambia y tenemos que cambiar nuestra manera de enseñar.

 

  • Cuando estudiaste en la universidad, puede haber pasado muchos años y es necesario mantenerse al corriente de las nuevas metodologías en nuestro campo.

 

  • Nadie nace siendo un profesor excepcional: todos tenemos nuestros puntos débiles y formarte te permite mejorar.

 

  • Te abres la mente al salir de tu zona de confort y puedes conocer truquillos muy sencillos pero que cambian totalmente los resultados.

 

  • Conoces a otros profes motivados y te sientes inspirado. Ir a formaciones activa tu creatividad y vuelves con miles de ideas.

 

  • Te planteas nuevas actividades que no harías.

 

  • Intercambias ideas y recursos con otros profes. A veces te puedes sentir solo y aislado, ir a formaciones te permite conocer a más profesores que te ayudarán.

 

  • Mantienes la pasión por tu trabajo.

 

Seguro que me olvido de muchos más.

 

¿Qué añadirías? ¿Lo compartes en los comentarios?

 

Muchas gracias por estar aquí.

 

Hélène

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Recibe recursos gratis y información sobre próximas formaciones.

FORMACIÓN

¿Quieres saber más sobre TPRS-CI?