consejos para profes que quieren formarse hélène Colinet tprs ci recursos profesores idiomas

Consejos para profes que quieren formarse y mejorar su práctica docente

Durante mucho tiempo he pensado que esta inquietud que tenía de mejorar mi práctica docente y siempre formarme era algo normal y que los profes que no hacían lo mismo no hacían bien su trabajo.

Lo he hecho cuando empecé a trabajar, mientras tenía 2 bebés, mientras seguía con mis estudios universitarios a la vez de trabajar, gastándome de mi dinero personal en formaciones que me parecían más útiles que las que me proponían en el cole, y puedo seguir así. Para mí no hay excusas para dejar de formarse.

Pero ahora entiendo, que hay personas que vienen a hacer su trabajo y están felices así. No necesitan ir a rebuscar más. Y no pasa nada.

Si estás leyendo estas lineas, estarás de los que quieren mejorar y buscan formaciones útiles. Por este motivo, quiero darte estos consejos para profes que quieren formarse y mejorar su práctica docente.

Soy responsable de los cambios a operar

Muchas veces podemos quejarnos, sentirnos limitados, tener esta sensación de no poder hacer lo que queremos. EXCUSAS.

Siempre algo podemos hacer. Cuando conozco a profes que dicen que están obligados a usar el libro de texto, me pregunto hasta que punto tienen a una persona que les obliga a usar el libro: puede servir de referencia, puedes hacer algunas actividades, pero siempre hay espacio para hacer algo nuevo.

Siempre.

No puedo rechazar esta responsabilidad de cambio sobre factores externos o otras personas. Nos limitamos a nosotros mismos.

Siempre podemos hacer algo. Empecemos por este algo.

Implementar y aplicar lo aprendido

Cuantas veces hemos asistido a una formación, tomado muchas notas y dejado la libreta en el escritorio pensando que cuando tendremos tiempo le echaremos un vistazo.

Durante mis formaciones, privilegio siempre estrategias que no cuestan ni dinero ni tiempo de preparación y que se pueden implementar el lunes al volver en clase. Sé lo difícil que es tomar el tiempo de aplicar algo nuevo.

Por este motivo, no hay que esperar mucho e intenta aplicar algo en la misma semana. Aunque no este perfecto, aunque tengas que cambiar tu programación, aunque no este todo bien preparado.

No sirve de nada hacer formaciones para mejorar si no implementamos al menos una cosa.

Tengo derecho a equivocarme

Podemos no hacerlo todo perfecto. No hay ninguna brigada que va venir a multarnos o ponernos en la cárcel. Sé que delante de 30 adolescentes puede ser intimidante probar cosas nuevas, pero cuando hacemos las cosas con buena intención algo tiene que salir bien.

Por otro lado, a veces nos pasa que nos hemos entusiasmado mucho con algo y que finalmente nos damos cuenta que no es para nosotros o que no funciona como lo previsto. En este caso, no tirar la toalla e intentar analizar lo que pasó.

Antes de todo hay que disfrutar

Si hay algo que no te gusta nada, no lo hagas. Lo has probado, lo has intentado, pero no hay ilusión en lo que haces: déjalo. A veces hay cosas que se ponen de moda y no entiendes el porqué.

Tienes derecho a tener tus preferencias y tus gustos a la hora de impartir clases.

Establecer rutinas

Implementar estrategias nuevas puede resultar agotador. Salir de su zona de confort es agotador, el  cerebro lucha para tentarnos de retornar en nuestra cueva y no salir a la luz del sol.

No hace falta implementar grandes cambios al principio. Elige una cosa que ves factible y hazlo en cada sesión o 1 vez a la semana. Sé constante y espera a ver resultados.

Dicen que los hábitos tardan 21 días para volverse en hábitos, lo mismo pasa con estrategias de enseñanza. Dale tiempo al tiempo.

Formarse es algo personal y profesional

Termino haciendo echo al principio de este artículo.

Hay formaciones que me han aburrido más que un partido de futbol (ABP por ejemplo). Al finalizar la formación sabía que no me había servido. Todos mis compañeros estaban encantados cuando pensaba que todo esto era ya pasado y había que tirar por otros lados….

Cada uno es un mundo. Respeta las opiniones de tus compañeros y haz respetar las tuyas.

Elige formaciones que te ilusiones, las que sientes que pueden llenar un vacío en tu práctica docente y no temes en gastarte con tu dinero propio una formación que te llama la atención.

 

Espero que este artículo te haya gustado y servido.

Gracias por estar aquí.

Hélène

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Recibe recursos gratis y información sobre próximas formaciones.

FORMACIÓN
DOCENTES

¿Quieres saber más sobre
TPRS-CI©?